Alfonso Cuarón ha ganado el Oscar como mejor director en la edición 91 de los premios de la Academia con su película Roma. Adicionalmente, logró llevarse los premios a la mejor película extranjera y a la mejor fotografía.

Esta es la segunda vez que Cuarón se lleva la estatuilla, luego de ganar en 2014 por su drama espacial Gravity. Este año, Cuarón resultó triunfador en la categoría que incluía a: Spike Lee, con su drama de infiltración policial BlacKkKlansman; Paweł Pawlikowski con su épico romance Cold War; y, Yorgos Lanthimos, con la comedia negra The Favorite.

Es la quinta vez en seis años que un director mexicano gana el premio, con Alejandro González Iñárritu ganando en 2015 y 2016 para Birdman y The Revenant respectivamente, y Guillermo del Toro en 2018 para The Shape of Water, así como el mismo Cuarón en 2014.

Cuarón ha ganado todos los premios como mejor director de esta temporada, incluidos los premios Bafta, Golden Globe y Directors Guild.

El cineasta mexicano fungió también como director de fotografía y como escritor en Roma, que se basa en los recuerdos de su propia infancia en la ciudad de México en la década de 1970, y se centra en Cleo (Yalitza Aparicio), una doncella indígena residente de una familia de clase media.

Cuarón agradeció a la Academia por reconocer una película centrada en torno a una mujer indígena. En el mundo existen alrededor de 70 millones de personas como ella, cuyos derechos laborales no son reconocidos.

En palabras del director, Roma es una película que convierte en protagonista a un tipo de personaje que a menudo es relegado al nivel secundario en las películas, «en un momento en que se nos alienta a mirar hacia otro lado».