En las siguientes líneas te enseñaré cómo mejorar el SEO de tu sitio web, es decir, su optimización para motores de búsqueda, al acelerar su velocidad de carga.

¿Cómo mejorar el SEO de tu sitio web acelerando su velocidad de carga?

Existen muchos factores que influyen en el SEO de tu sitio web, y por tanto muchas formas para mejorarlo.

La velocidad de carga ha sido, desde hace tiempo, uno de estos factores que pueden mejorar el SEO de tu sitio web.

Sin embargo, con la introducción de su índice mobile-first, Google ha comenzado a considerar la velocidad de carga de tu sitio como un factor SEO crítico, especialmente en dispositivos móviles.

A continuación te daré un par de consejos prácticos que pueden apalancar el SEO de tu sitio web, simplemente acelerando su velocidad de carga.

1. Optimiza la cantidad de recursos de cada página de tu sitio

Hoy en día, sitios web tienen una gran cantidad de recursos, tales como HTML, JavaScript, CSS, imágenes, etc. Eso implica, mayor tiempo de carga.

Pregúntate si realmente todos los recursos que está cargando la página a optimizar son realmente necesarios.

2. Reduce la latencia de tu sitio

Un tema importante a considerar es la latencia, es decir, la suma de retardos temporales que existen dentro de una red, por la propagación y transmisión de paquetes de datos.

La latencia se evalúa a través de un Ping que cuántos milisegundos tarda la comunicación con nuestro sitio.

La latencia depende en cierta medida de la velocidad de conexión y de la capacidad de los equipos en ambos polos, pero otro factor importante es la distancia que tienen que viajar los datos.

CDN - Red de Entrega de Contenido

Por ello, es aconsejable usar una Red de Entrega de Contenidos (CDN), para acelerar la entrega de contenidos a tus lectores, enviándolos desde el servidor más cercano a ellos.

Una buena solución de CDN la encontrarás en Cloudflare.

CDN - Cloudflare

3. Elige un proveedor de alojamiento cuyo servidor emplee el protocolo HTTP/2

Cada vez que haces clic en un enlace para visitar un sitio web, se realiza una solicitud a un servidor.

El servidor responde con un mensaje de estátus (encabezado) y una lista de archivos para ese sitio web.

Después de ver esa lista, el navegador solicita los archivos uno por uno.

En el «viejo» protocolo HTTP1.1, este proceso tarda demasiado, ya que sólo hay una línea disponible que debe abrirse y cerrarse después de que se haya enviado cada archivo.

HTTP/2 le da a tu sitio web un empujón de velocidad espectacular, ya que se establece una sola conexión entre el servidor y el navegador y se pueden enviar varios archivos a la vez.

Después de eso, la conexión se cierra y el navegador puede mostrar tu sitio web.

Migrar a HTTP/2 te dará una mejora rápida de rendimiento e incluso te permitirá proteger tu sitio, ya que utiliza conexiones HTTPS de manera predeterminada.

SiteGround ofrece servicios de alojamiento con HTTP/2.

4. Emplea un compresor de contenidos

Las imágenes pueden ralentizar de manera importante la carga de tu sitio, y no necesariamente tus visitantes requieren apreciarlas en su máxima resolución.

Por ello es conveniente que emplees una herramienta de compresión de contenidos.

Una alternativa que te recomiendo probar es Optimus, que además cuenta con planes gratuitos.